calderas de biomasa energias renovables

Calderas de biomasa. ¿Necesitas que te asesoremos?.

Contacta con nostrostos 

 

 

 

El cambio climático, motivado en gran medida por el aumento de las emisiones producidas por el mayor consumo de energía en el planeta, es una preocupación mundial.

Más de la mitad del CO2 aportado a la atmósfera procede de la generación de electricidad y del transporte, dos sectores en los que se están fomentando las alternativas más ecológicas como la biomasa y el biodiesel.

Las energías renovables en España han evolucionado hacia una participación creciente en el sistema energético.

La biomasa podría satisfacer durante los próximos 15 años el 15% de la demanda de energía eléctrica, según un informe elaborado por la Asociación Europea de la Industria de la  Biomasa  y  el  Fondo  Mundial  para  la  Naturaleza.  Frente  a  otros  tipos  de  fuentes renovables, como la energía eólica o la solar, la biomasa presenta la ventaja de que puede ser almacenada y utilizada cuando se necesita. Sin embargo, para que la instalación sea rentable es necesario disponer de una fuente de biomasa cercana, a precios razonables y tener unos consumos energéticos suficientes.

– Calderas de biomasa para producir calor.

El sector que consume más biomasa es sin lugar a dudas la calefacción. El procedimiento empleado es sencillo y poco costoso desde el punto de vista tecnológico. Sin embargo, es en este sector en el que crece con mayor lentitud la proporción correspondiente a la biomasa.

 

– Calderas de biomasa  para  producir  electricidad.

Las  energías  renovables  ofrecen  muchas posibilidades   en   materia   de   producción   de   electricidad.   La   biomasa   debe desarrollarse en este sector, ya que en cuanto a generación de electricidad, las energías más utilizadas son la eólica con un 51% y la hidráulica con un 36%. La biomasa solo ocupa el 3% del total.